16 noviembre, 2012

ActualPlay#01: La Mirada del Centinela

Y damos pistoletazo de salida a nuestra campaña de la Mirada del Centinela. La primera pregunta que surge es, ¿y por qué este juego y no otro? Hace tiempo que llevaba rumiando una historia a caballo entre la realidad y la ficción y cuando empecé a leerme el manual dije: "Este universo me viene de perlas". Y dicho y hecho, me puse adaptar lo que tenía escrito al universo del Centinela y su ciudad de Betlam, lo cual me resultó tremendamente fácil y automático.

La campaña, como podréis imaginar, se sitúa temporalmente en la actualidad y está pensada para personajes normales. Ya visteis las fichas en la entrada anterior. Gente corriente haciendo frente a una ciudad corrompida y que, poco a poco, se verán atrapados en una historia demencial en la que no va a haber nada de megavillanos ni presencia masiva del Centinela. Si habláramos en términos de juego, estaríamos en un Medidor de Violencia nivel 3, diría que 4 en momentos puntuales. El objetivo es plasmar una historia realista, oscura, cargada de dilemas morales y con algún toque de ficción que puede venir de manos de algún antagonista, trama o aparición puntual del Centinela... siempre mirando bien de no romper esa sensación de "aquí estamos solos y en inferioridad contra el mundo".

Por lo que respecta a la estructura de la campaña, la tengo organizada como una serie televisiva de dos temporadas y ocho capítulos cada una, lo que nos da un total de unas 16 sesiones de juego que llevaremos a cabo íntegramente online (sensaciones sobre la experiencia en entradas futuras). Y hecha esta introducción, os dejo ya con las impresiones de nuestra primera sesión de juego.

1x01 - Tic, tac, muere.

Siempre he sido de los Narradores que gustan que el primer capítulo de una campaña muestre el tono de la partida, y para esta campaña tomé claras influencias de la aventura que viene en la página 173 y de las películas de Saw... aportando mi macabro toque personal.

Sin tiempo apenas para pensar ni decir este personaje es mio, los jugadores se vieron sobresaltados por una llamada de radio informando de un asesinato. Allí tuvieron que desplazarse a analizar la escena del crimen, tomar muestras, preguntar a los viandantes, policías, personal sanitario, etc. Dada las características de la muerte, lo primero que pensaron todos fue: "esto es obra del Relojero", pero claro, ¿cómo ser él si está en la cárcel? Así que mientras Callahan realizaba la autopsia y Peter coordinaba el análisis de las muestras y pistas, Darren se desplazó a la prisión a interrogar al psicópata conocido como el Relojero.

No entraré en detalles para no destriparos la trama ni detenerme a crear una crónica de la aventura, pues no es el objetivo, pero sí que os diré que en un momento de la partida entró en escena la cuestión de que iba a haber una segunda víctima y que el tiempo corría en su contra. Por desgracia, los agentes no lograron llegar a tiempo y aunque sí consiguieron ahorrar a la víctima parte de la tortura que entrañaba la trampa... no pudieron sacarla a tiempo, cayendo sobre ellos la fría losa de la culpabilidad y la frustración en el último segundo de la partida. El título del capítulo se saldó por partida doble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario