21 octubre, 2013

John Marshalian

Rompemos la mentira, forjamos la verdad
Mi personaje se llama John, un taxista que acaba de entrar en la crisis de los 40, y que busca revivir experiencias de su juventud, cuando pasaba gran parte de su tiempo libre investigando fenómenos paranormales con el fin de desmentirlos, algo que le ha apasionado desde siempre (aunque no tenga demasiada idea realmente de lo que supone investigar). Así, se pasa la vida entre el taxi y sus pesquisas, que ocupan la mayor parte de su ocio nocturno, ya que su familia lo abandonó hace menos de un año.

¿Qué te mantiene despierto?

Precisamente el miedo a lo desconocido y a los fenómenos paranormales son lo que le han llevado a sus investigaciones. De pequeño vivió un episodio traumático con una suerte de "fantasma", y desde entonces pretende demostrarse a sí mismo que no fue real (así empezó todo). Digamos que siente una profunda animadversión al respecto, que lo incita a seguir investigando a pesar del temor que siente.

¿Qué acaba de pasarte?

Recientemente su mujer lo abandonó, algo que él todavía no ha sido capaz de superar. Demasiado tiempo sumido en su mundo lleno de fantasmas y seres del más allá, cuya existencia pretende demostrar, condujeron a John a distanciarse cada vez más de su esposa, hasta que un buen día llegó a casa, y ella ya no estaba. Para aumentar el drama, se llevó a su hija pequeña, de 16 años; cuando intentó hablar con ella, simplemente le dijo que ya no quería vivir con él, que era un perdedor y que no intentara acercarse a ella nunca. Sumido en la tristeza, el único refugio que le queda a este tipo son su taxi y sus investigaciones, que gozan de un cierto éxito en la red.

¿Qué hay en la superficie?

Aparentemente es un tipo normal, incluso cordial, aunque en líneas generales sólo parece un tipo pesimista, y resulta muy difícil hacerse una idea sobre él (sólo su aspecto un tanto desgarbado sugiere algunos problemas personales). Al margen de eso, la impresión general de la gente es que quizá haya sido un tipo con ilusiones alguna vez, pero probablemente ahora está un poco acabado, o camino de estarlo, aunque de cuando en cuando dé muestras de gran entusiasmo con las cosas que a él le interesan. Sólo los más sagaces podrían intuir que, en realidad, sólo es una persona maltratada por la vida, que no ha sabido gestionar sus fracasos.

¿Qué hay dentro?

En general, se siente un absoluto fracasado, traicionado por su familia, desengañado de la vida, de las personas. Odia todo, aunque vive atrapado en lo "socialmente aceptable", y ello le frustra aún más. Pero no tiene el valor para expresar quién es realmente. así que eso es lo que hay: una bomba de relojería llena de odio oculta bajo una persona cordial.

En una ocasión, en busca de emociones fuertes y tremendamente frustrado, se fue de bar en bar por las calles de uno de los barrios más desfavorecidos de Los Ángeles. Demasiado borracho como para recordarlo con claridad, sabe que se metió en una pelea con un tipo, y acabó golpeándolo de tal forma que éste cayó al suelo y se dio contra el bordillo de la acera. John se alejó corriendo de allí, se fue a casa y siguió con su vida. Nunca hacía esas cosas, así que por la mañana despertó junto a su mujer, y nadie sospechó de su excursión nocturna. Pero en las noticias decían que un hombre había sido asesinado en una reyerta callejera en Downtown la noche anterior. ¿Fue él? Probablemente. Pero jamás ha hablado del asunto con nadie. ¿Lo peor? Que no se arrepiente de lo que hizo. Una pequeña venganza contra una sociedad tóxica.

¿Cuál es tu camino?

John siente un profundo interés por seguir derribando mitos. Lo único que necesita es demostrar al mundo que hay algo más allá, esperando a ser descubierto... y, de paso, encontrar así una razón para su propia existencia en la reputación que se ha labrado como investigador en Internet. Después de perderlo todo, eso es lo que le queda a este pobre diablo atrapado en un momento, estancado a nivel personal y profesional desde hace años, y que ve en esas demostraciones de "la farsa del más allá" una forma de ser alguien en el mundo.

Luchar (1) / Huir (2)

Talento de agotamiento (resistente al cansancio)

Acostumbrado a larguísimas jornadas laborales seguidas de unas cuantas horas de investigación, John lleva toda su vida descansando más bien poco, y sometiendo a su cuerpo a esfuerzos más intensos a los que la gente corriente vive sometida en su jornada laboral. Por ese motivo, tiene una mayor resistencia al cansancio, y puede mantener su mente concentrada por más tiempo (aunque, insisto, no es ningún sabio :D)... y de paso tiene los nervios un tanto destrozados.

Talento de locura (empatía de taxista)

Después de pasar más de 20 años a bordo de un taxi, conociendo a gente de todo tipo y condición, incluso a pesar de sus problemas personales John tiene una gran capacidad para entender por dónde van los tiros cuando trata con las personas, qué sienten, qué piensan y cómo tratarlas. En cambio, él logra bloquear con facilidad que otros interpreten lo que pasa por su cabeza, así como sus intenciones y/o emociones. Cosas del taxi. Cosas de su perra vida.

Trastorno mental (capítulo 3)

Depresión paranoide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario