22 diciembre, 2011

Extraño Circo de Medianoche


Ganador del concurso en Radio Telperion.
Adriana Hermosilla Jiménez, 2011.

Hace tan solo un par de horas que la luz se escondió tras la línea del horizonte y la noche ya se ha cernido sobre una pequeña aldea de interior. Sus habitantes descansan tras el duro día de trabajo, los hombres hablan, ríen y beben en la taberna mientras las mujeres aguardan en casa cuidando de sus pequeños. Al verano ha seguido un templado otoño, y la temperatura en el exterior es agradablemente fresca. Una musiquilla comienza a danzar con la brisa nocturna, como el tañer de las cuerdas de una cítara que recuerda una melodía olvidada desde los tiempos de la infancia.

Los sorprendidos aldeanos salen a la calle en busca del origen de dichas notas y ven ante ellos una enorme carpa de lona de grandes bandas blancas y granates. Como un gigantesco velador, una tela enrollada a modo de puerta invita a los aldeanos a entrar mientras un alto y atlético hombre, de largo pelo blanco, estridentes ropas y máscara de larga nariz, los apremia a pasar: "¡Damas y caballeros, niños y niñas: sean todos bienvenidos al Extraño Circo de Medianoche!"

Vagabundos en un vasto mundo lleno de bolsillos ansiosos por ser aligerados, los miembros del Extraño Circo de Medianoche son un grupo de seres de distintas razas que, extrañamente y de manera contraria a lo que cabría esperar, viven en relativa armonía como una especie de familia o clan. Se protegen los unos a los otros, psiónicos con daourush, allastras con sertes, bódacks con humanos... Se llaman a sí mismos la Hermandad de los Titiriteros y recorren el mundo en busca de fortuna.

La verdad es mucho menos amable; arriban a una población y montan, casi de la nada, su carpa circense organizando espectáculos extraños y maravillosos. A mitad de la noche, suis integrantes aprovechan para darse al robo, al pillaje y, a veces, a actividades mucho más tétricas. Por la mañana, tras un reguero de oro perdido, casas desvencijadas y sangre humedeciendo la tierra, el Extraño Circo de Medianoche desaparece dejando tras de sí un recuerdo más difuso que el de un mal sueño. Pero es real, muy real.

Entre sus integrantes están:
  • Alcastar: Hermosa mujer allastra que, con sendos filos en sus manos, lucha en un aparente combate a muerte contra X'ert, el serte. El espectáculo de la sangre derramada sobre la arena solo es comparable al de su cuerpo semidesnudo y sudoroso contorneándose ante su adversario.
  • X'ert: Un magnífico ejemplar de serte cuyos ojos relucen con el fuego del odio cuando lucha contra Alcastar. Sus garras y sus músculos tensados son lo único que necesita ante la hermosa y mortal allastra.
  • Oidak y Odaik: Dos rechonchos gemelos (hombre y mujer) bódack expertos en los juegos, el malabarismo y el equilibrio. Sus bromas van acompañadas de una ropa brillante, llamativa y un maquillaje que a veces despierta las risas de los espectadores y, otras, una sensación muy, muy cercana al miedo.
  • Orsh: Gargantuesco daourush mestizo con humano de casi dos metros de alto, capaz de levantar muchos kilos sobre su cabeza o partir piedras con sus manos desnudas. Es el integrante del Circo que mejor corazón tiene. Aunque no es fácil para él decirlo, es un esclavo obtenido por el dueño del circo.
  • Marea: Su nombre es desconocido pero la psiónica que responde al apodo de "Marea" es una experta malabarista, un as con las armas blancas y además es la amante del dueño del Circo.
  • Donarrion: Dueño y señor del Extraño Circo de Medianoche. Donarrión es un alquimista humano albino que esconde la mitad de su rostro tras una máscara de larga nariz. Su principal arma es el fuego y es con éste con el que consigue realizar espectáculos tan hermosos como mortíferos. Su ansia por la sangre es enfermiza y sus objetivos, más allá del pìllaje y la muerte, son totalmente desconocidos.

Ideas para aventuras:
  • Los personajes están en una posada tomando algo, ya sea porque viven en ese pueblo, ya porque están de paso. Asisten a la función y, más tarde, se dan cuenta de que hay gato encerrado. Entes de actuar habrá que investigar. Luego vendrá el ajuste de cuentas.
  • El Extraño Circo de Medianoche ha pasado por una ciudad pequeña y su gobernador, indignado, ha hecho llamar a un grupo de mercenarios (los PJ's) para que vayan tras ellos.
  • Los PJ's son unos vagabundos que llegan a una localidad a la que, curiosamente, también han llegado los miembros de la Hermandad de Tirititeros. La competitividad por el botín prende la mecha. La diversión está asegurada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario