24 diciembre, 2020

Krampus

Corrupción bípeda de tamaño humano que aparece en el folklore de Iaelmmos, Opheth y Nothdam. Su origen es un misterio, al igual que su naturaleza. Según la tradición alrededor de este ser, y que se pierde en los siglos, el Krampus aparece en la noche más larga del año para alimentarse de mamíferos en desarrollo, sean crías de ganado, mascotas o niños humanos. 

Nadie ha logrado nunca atrapar al Krampus. Lo más cerca que se estuvo fue durante la cacería de "la larga noche" en el inverno del 67, cuando dos brujos y un inquisidor siguieron su rastro tras la desaparición de uno de los sobrinos del Obispo de Rhoves. Ninguno volvió con vida, pero se encontraron páginas rotas del diario de su investigación, en la que se confirmaba la existencia de este ser y su origen sombrío al existir un rastro de flujo ectoplasmático cerca de su lugar de aparición. También se citaban conjeturas acerca de cómo logra desaparecer por completo tanto tiempo y aparecer en el folklore de diferentes países, una de ellas era que se escondía en una encrucijada, pero otras parecían nombrar un vínculo entre su esencia material y las horas de exposición lunar o una inestabilidad estructural que debía ser "reconstruida" durante muchos meses mediante la acumulación de Flujo de Energía... o la más aterradora de todas, que se trataba de una corrupción replicante que podría tener asentamientos en las regiones frías del continente.


No es de extrañar que su rostro aparezca en todos los tablones de contratos de brujos cuando se acerca el solsticio de invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario