23 febrero, 2012

Referencias para Taura: Plunkett & Macleane

Film de 1999 que, si os soy sincero, había olvidado por completo, pero revisionándolo hace cosa de un par de días descubrí cierto buen recuerdo de él en mi época de adicto al videoclub de mi barrio, principal fuente de pelis mainstream, ci-fi, fantasía y terror mucho antes de que las siglas HMTL me sonasen a algo. Ya que contiene ciertos elementos que pueden dar pie a la creación de personajes y situaciones bastante divertidas en vuestras partidas a Taura, no puedo sino recomendárosla.

Dirigida por Jake Scott y protagonizada por Robert Carlyle, Johnny Lee Miller y Liv "Arwen" Tyler, Plunkett & Macleane nos muestra, en poco más de hora y media, las peripecias de dos desgraciados, reconvertidos en asaltantes de caminos, que dan con un plan para conseguir siempre la mejor presa: el noble acaudalado; y así lograr reunir suficiente botín para comenzar una nueva vida en América (el Nuevo Mundo, otra vez...).

La película comienza con el joven comandante Macleane durmiendo la mona en prisión, y con Plunkett y un joven socio siendo perseguidos por los oficiales del lugar, culpables de haber robado un rubí, el cual debe esconder uno de ellos tragándoselo. La cosa no sale bien para ellos, pues el del rubí recibe un disparo y Plunkett debe dejarlo atrás. Éste es ajusticiado in situ por Chance, jefe de la guardia, de un modo bastante desagradable; todo esto es presenciado por Macleane, cuya prisión se ha visto desmontada durante el tiroteo.

Macleane aprovecha la noche para desenterrar el cuerpo y conseguir el rubí, pero se ve interrumpido por Plunkett, quien viene en busca de lo mismo. Los capturan (la policía no es tonta, amigos, el criminal siempre vuelve al escenario del crimen) y los encierran, y es durante su cautiverio cuando montan su infalible método: aprovechando los antiguos contactos y las caballerescas aptitudes de Macleane, se infiltrarán en fiestas y demás ágapes nocturnos y desde allí reunirán la información necesaria para saber el dónde, cuándo y a quién deben atracar para llevarse siempre el botín más suculento.

A partir de aquí, el elenco de personajes y la ambientación (del oscuro y sucio mosaico que son las ciudades a pie de calle al ostentoso mundo de los palacios) brillan en su variedad, y no quiero seguir destripándoos más metraje, así que tendréis que descubrirlo por vosotros mismos. Puede que la época (el film está ambientado en una supuesta Gran Bretaña del s.XVIII) se nos escape un poco de lo que es Taura, pero algunos elementos son bastante aprovechables y, sobre todo, trasladables, a la ambientación del juego.

Protagonistas.

Plunkett, un apotecario (podríamos decir: alquimista especializado en pociones) caído en desgracia, y Macleane, aparente hijo de nobles, militar nombrado a dedo, sin herencia ni descendencia. Dos acechadores con distintas sendas, disciplinas (no olvidéis el uso de armas de fuego) y, lo que es más importante: niveles de respeto. Un buen uso, por ejemplo, de la carta Especial (+ROL), puede darle a Macleane acceso a encuentros o fiestas, siempre que haga buen uso de su apariencia y sus modales. 

Macleane, en su rol de 'Gentleman Highwayman'
Antagonistas.

Chance, el jefe de la guardia, es un hombre ambicioso, airado y temeroso de dios. Tiene todos los papeles para convertirse en un inquisidor, incluso teniendo en cuenta su palpable desprecio por las mujeres (lo que no le impide disfrutar de ellas a su manera). Su personal método de ejecución es todo un detalle, sin contar que sus propios hombres le temen.

Ambientación.

Cementerios, alcantarillas, cuarteles convertidos en cárceles improvisadas, burdeles, salas de apuestas, fiestas extravagantes de la nobleza. El film es rico en escenarios y, sobre todo, en secundarios, con especial mención al personaje de Rochester, animal social y corruptor de la juventud (o al menos así se describe)., quien serviría bien como base para construir un PJ / PNJ. Si hasta lleva un bastón estoque...

El duelo (y una pequeña pregunta para vosotros)

No podía faltar en una película de este tipo. Siguiendo el Códex Duello del básico, la escena del duelo es correcta: veinte pasos de separación, un único disparo a la señal del juez... No quiero reventaros la escena, así que pasaré a mi pregunta ¿qué regla debería aplicarse en caso de que uno de los contendientes, en este caso el ofendido, tras recibir el disparo y quedar en pie, no hubiese gastado su disparo? ¿Tendría derecho a disparar o se debería proceder a un segundo disparo por parte de ambos contendientes?

Un mes más y me saco la senda...

1 comentario:

  1. No conocía esta película y me has dado unas ganas enormes de verla. Tiene buena pinta... en cuanto a la pregunta que lanzas, guardaré silencio sepulcral a la espera de que algún aficionado se anime primero ;-)

    ResponderEliminar