27 octubre, 2013

Marshall Bruce

Rompemos el mito, forjamos la verdad


Me llamo Marshall Bruce y soy un famoso rapero con cáncer de laringe recién diagnosticado.

¿Qué te mantiene despierto?

"Padece usted de un tumor maligno en el órgano del tracto respiratorio conocido como laringe." Esas palabras todavía resuenan en mi cabeza.

Desde hace un mes no duermo bien, tronco. Cada vez que me acuesto pienso que al día siguiente me despertaré sin poder hablar, ni mucho menos cantar. Joder, macho, mi voz lo es todo para mí. Mi carrera, toda mi puta pasta, todo lo he hecho con mi voz. Esto es una puta mierda.

¿Qué acaba de pasarte?

Anoche, tío. La puta peor noche de mi vida. Yo y un negrata en el escenario; guerra de gallos; la jodida final; $200.000 por ganarla; tengo al negrata contra las cuerdas y ¡pum!... ¡me quedo sin voz! Hostia puta, joder, ¡no, no, no! Mi médico me avisó: "En cualquier momento Marshall, en cualquier momento..."

¿Qué hay en la superficie?

Ciento sesenta kilos de macho, nena. La puta hostia. Nadie me puede. Mis rimas matan, destrozan. Cinco malditos años siendo el rey del gallinero, joder, ¿quién es el puto amo? Dicen que sólo dejo de insultar cuando como. Hijos de puta, ¡tienen razón!

¿Qué hay dentro?

Tengo que reconocer que cuando era pequeño me comí muchas hostias, tío. Me duele decirlo, pero antes de ser el puto amo fui un pardillo. El gordo del cole. Eso marca, tío, pero ahora, ¡nadie me va a ver llorar!

¿Cuál es tu camino?

Intentar encajar la mierda del cáncer, tío. Espero que lo de anoche sólo fuera un susto, aunque en el fondo se que no.

Hoy me he levantado pudiendo hablar, pero no me atrevo a cantar. Pasaré un tiempo por lo menos aportando mi música a una panda de colgaos del barrio que hacen vídeos de mierda para youtube que la gente ve. Que muuucha gente ve. La gente está muy mal, tronco, muy mal. Por lo menos eso deja pasta, y puedo seguir con mi música, aunque mi voz se muera.

Talento de agotamiento (pelea callejera)

Vivir en la calle y moverte entre las bandas es duro, pero te enseña a defenderte.

Talento de locura (disparo mental)

Cuando me pongo a rimar, soy capaz de hundir la moral de cualquier hijo de puta. Nadie insulta ni destroza como yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario