10 julio, 2012

Taura se mueve

Si algo nos ha caracterizado desde nuestros más tiernos inicios (muy a nuestro pesar), es lo que nos ha costado finalizar, es decir, que el pdf que tenemos en nuestro ordenador se materialice en papel y llegue a vuestras manos. Sobre nosotros pesa algún tipo de terrible maldición o mal de ojo por el que, por un motivo u otro, termina retrasándose nuestras intenciones y los pdf's se quedan mirándonos con carita de pena en nuestros discos duros a la espera de volar libres.

Es un problema que lleva tiempo ahí y que no ha provocado pocos dolores de cabeza al equipo, incapaces como éramos de encontrar una solución factible dentro de nuestras posibilidades. Por suerte, poco a poco se han ido sumando más voces amigas a los círculos tauranos y con ellas, nuevas ideas y propuestas, además de la experiencia (coscorrones) que se va ganando con el tiempo.

Con todo esto, ayer hice algo que no hacía en mucho tiempo: Agarrar la bicicleta de montaña, matarme pedaleando durante unas dos horas y finalmente detenerme cerca de otra hora frente a un paisaje evocador a resetear mente, dejando que la vista y los pensamientos se perdieran en el horizonte.

Marismas da Xunqueira (Pontevedra)

No sé a otros, pero a mi es algo que siempre me ha ayudado a relajarme y clarificar ideas. Un reseteo mental en toda regla, vaya. Así que para cuando empezó a bajar el sol, servidor ya había conseguido poner orden y concierto al torbellino de las últimas dos semanas y trazar un plan de acción acorde a lo que siempre quisimos hacer, como lo quisimos hacer y dentro de nuestras posibilidades reales. A veces nos olvidamos que para hacer las cosas bien no hay que estar pensando en mil cosas, sino que basta con bajarse un rato del tren y ver las cosas con perspectiva.

Y tras este desvarío personal, avisaros que en las próximas semanas vais a ver movimiento, palabra del firmante de la noticia. Y no nos estamos refiriendo únicamente al que está tomando las Crónicas o las Minijornadas que están organizando nuestros Embajadores.

Este jueves haremos un anuncio importante, antesala del que vendrá el lunes y que viene a satisfacer lo que muchos de vosotros nos lleváis pidiendo desde hace tiempo y con razón. Pero ahí no acaba la cosa. El Cuaderno de Loke y el Manuscrito Lambspring tampoco van a quedarse quietos y tan pronto consigamos rascar el tiempo libre que necesitamos para cerrar unas gestiones, tendréis noticias de ellos y volveremos a hacer un seguimiento exhaustivo de su avance. Nuestro objetivo es que este año podáis jugar infinidad de historias en Taura y lo hagáis con el material que os merecéis para hacerlo siguiendo la ley de las 3B: bueno, bonito y barato. No son pocos los que nos habéis dicho que tenemos un producto con un enorme potencial al que le falta sacarle rendimiento... pues bien, vamos a hacerlo.

Y las novelas no creáis que nos hemos olvidado de ellas. También se mueven... o más bien, llevan un año moviéndose, pero lo hacen a un ritmo más pausado y dentro de los plazos que nos vamos fijando. Avances aún no os podemos dar muchos, pero sí que podemos deciros que ya tenemos dos novelas 100% cerradas y una tercera con la que vamos trabajando mano a mano con su autor, que ya suma 50 páginas y que promete dar un salto importante en el hijo argumental de Taura que os dejará con la boca abierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario