21 diciembre, 2011

[OFICIAL] Armaduras y fuerza requerida


En el capítulo de Equipo aparece la media armadura de placas, la armadura ecuestre, la armadura de palcas y la yoroi con unos precios y fuerza requerida que pueden parecer exagerados, pero no es así. Estas armaduras están ahí, pero ni son accesibles por estar fuera de época o uso ni se pueden portar "cómodamente" aunque se sea un tipo duro.

Los personajes pueden llegar a equipárselas, especialmente la ecuestre, ya que no requiere moverse mucho, pues es el caballo el que lleva al persoanje. Pero además de los penalizadores propios, no pueden desenvolverse con normalidad con ellas debido al peso y diseño con que se crearon, más enfocado a crear un guerrero blindado capaz de soportar cualquier impacto y devolver algún embite que permitir al soldado la movilidad durante la batalla. Limitan enormemente el movimiento y fatigan con gran rapidez al que la porta, sin olvidar que un personaje con estas armaduras derribado no podrá levantarse del suelo sin ayuda.

¿Cómo equiparlas medianamente bien? Además de pagar el dinero que cuesta, hay que forjar la armadura con peso reducido (pág. 194), algo que era más frecuente cuando tenían un uso más extendido y un precio algo inferior, es decir, antes de la llegada de las armas de fuego. Así quedarían:
  • Media armadura de placas: Fuerza requerida 5, 15 kg. Aquí el personaje ya puede usarla aceptablemente durante el combate.
  • Armadura ecuestre: Fuerza requerida 6, 26 kg. Sigue sin poder, pero así eran, embutían al personaje y lo subían al caballo.
  • Armadura de placas: Fuerza requerida 7, 19 kg. La fuerza sigue sin llegar, pero se consigue esquivar un penalizador por el peso total.
  • Armadura yoroi: Fuerza requerida 6, 15 kg. Sigue sin alcanzar la fuerza, pero los penalizadores por el peso se ven reducidos.

Hay que tener en cuenta que las estadísticas de estas armaduras prediseñadas hacen referencia a TODA la armadura completa, de modo que los personajes tienen la opción de retirar algunas piezas para reducir tanto peso como fuerza requerida y así hacerlas más accesibles, tal y como ocurría en la realidad y se comenta en el libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario