23 octubre, 2012

[OFICIAL] Araclupus


Hajime Saito, 2012

Los Araclupus son más grandes, inteligentes y feroces que los lobos normales. Poseen la piel blanca, seis ojos, ocho patas y un mortal aguijón al final de su cola, con el que inocular veneno a sus víctimas. Estas criaturas suelen medir unos 2 metros de largo, 1 metro de alto y pesan alrededor de los 204 kg.

Esta corrupción suele actuar en manada o como exploradores o guardianes de criaturas de la Sombra cognitivamente de un nivel superior.

Salud: 17
Aguante: 15
Espíritu: 11
Iniciativa: +9
Ilustración de Raquel Galvez
Movimiento: 18 (en carrera multiplica x3)
Atributos: Fuerza 3, Vitalidad 5, Resistencia 7, Agilidad 3, Coordinación 3, Velocidad 6, Memoria 2, Lógica 2, Inventiva 6, Carisma 1, Voluntad 2, Apariencia 1, Percepción 4, Intuición 3, Concentración 4, Potencia 1, Sentido 1, Ímpetu 1.
Salvaciones: Fort. 5, Ref. 6, Vol. 4
Tocado: 4 (tamaño grande).
Ataques:
  • Mordisco (P); PA 1, daño 1d3 + 3 / x2; ataque 7; esquiva 7.
  • Aguijón venenoso (P); PA 1, daño 1d3 + 3 + veneno; ataque 7, esquiva 7. El veneno únicamente se puede inocular una vez cada 4 asaltos y la víctima debe superar una tirada de salvación de Fortaleza Difícil. Si falla, perderá 1d2 puntos de Fuerza, Vitalidad o Resistencia.
Resistencia: Al ser una criatura corrompida por la Sombra, únicamente recibe daño con armas de plata o mithrill o si se ve expuesta al fuego, al que es vulnerable (+50% de daño). Un daño masivo no vinculado a la plata puede dejarla fuera de juego temporalmente, recuperándose plenamente pasados unos minutos.

Especial: Aura amenazante, Inmunidad al frío e Infravisión.